Historia

El concepto de «Consejo de Especialidad» (Specialty Board) fue introducido en los Estados Unidos de Norteamérica en 1908 por el Dr. Derrick T Vail, Presidente de la Academia de Oftalmología y Otolaringología como un esfuerzo para aumentar la calidad de la medicina especializada, en 1933 se establece el American Board of Medical Specialties, es una entidad que agrupa a los Consejos de Especialidades Médicas en Estados Unidos , comprende 24 Consejos de Especialidades Médicas, con la función sustantiva de asistir a estos Consejos en el desarrollo e implementación de estándares profesionales y educacionales para la evaluación y certificación de los médicos especialistas.

El American Board of Pathology se funda en 1936, reconoce dos especialidades; la Patología Anatómica y la Patología Clínica, esta última con siete especialidades secundarias: Patología Química o Química Clínica, Hematopatología, Medicina Transfusional, Banco de Sangre, Microbiología Clínica, Citogenética, Genética Molecular o Patología Molecular.

En México los Consejos de Certificación de Médicos especialistas son cuerpos colegiados formados por prestigiados y probos representantes de la especialidad que provienen de las mas prestigiadas instituciones médicas del país para establecer el proceso de Certificación con base en los requisitos de preparación y adiestramiento en el campo de la especialidad aplicando a los nuevos médicos especialistas el examen de Certificación de conocimientos y competencias, la evaluación de la actualización de los especialistas por medio de la Recertificación periódica”. www.conacem.org.mx

En 1963 se inició el proceso de certificación de médicos especialistas con la fundación del Consejo Mexicano de Médicos Anatomopatólogos, hacia 1974, se habían formado 15 consejos de diferentes especialidades y estaban debidamente constituidos, la Academia Nacional de Medicina los apoyó de manera decisiva, dando orientación y constituyéndose en la entidad coordinadora y normativa, iniciando el proceso de otorgar la idoneidad a cada uno de estos consejos y auspiciando la formación de otros.

En la “Revista Mexicana de Laboratorio Clínico” núm. 1 Septiembre – Octubre de 1964, el editor se refiere a “la necesidad de crear un “Cuerpo Nacional de Certificación en Patología Clínica” con la misión de vigilar que los médicos Patólogos Clínicos reunieran las condiciones adecuadas para su ejercicio profesional desde el punto de vista científico, técnico y ético; y que funcione en forma independiente de las autoridades civiles y de las asociaciones gremiales.”

El Consejo Mexicano de Patología Clínica (COMPAC) se funda en 1974 bajo los auspicios de la Academia Nacional de Medicina.

En 1995 se funda el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM), con el objetivo de vigilar y regular el correcto funcionamiento de los Consejos de Especialidad, y reconocer la idoneidad de estos de acuerdo al cumplimiento del estatuto y dictaminar sobre la creación de otros, está formado por representantes de la Academia Nacional de Medicina, la Academia Mexicana de Cirugía y de los Consejos de Certificación de Médicos Especialistas. Existen 47 consejos que cubren todas las especialidades de la Medicina que se practican en México y a la fecha más de 90,000 médicos de todo el país han sido certificados.

El Poder Legislativo en enero de 2006 modifica el artículo 81 de la Ley General de Salud lo que da al CONACEM la personalidad jurídica indispensable en la certificación de los médicos especialistas en la República Mexicana.

El CONACEM con la participación de todos los consejos estableció nuevos estatutos en noviembre de 2005 (para cumplir los requisitos solicitados por la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública) los que fueron firmados con la representación de todos los consejos, a su vez cada Consejo adaptó sus estatutos a los del CONACEM, al cumplir con los criterios y requisitos de dichos estatutos cada consejo recibió la idoneidad para la certificación de los médicos especialistas.

Atendiendo este compromiso este Consejo se reunió para evaluar los cambios pertinentes a nuestro estatuto y estar en concordancia con el estatuto vigente del CONACEM.

El proyecto de modificaciones fue entregado a los Consejeros asistentes a las diferentes reuniones de trabajo siendo aprobado un documento final el 17 de Marzo de 2007, el cual fue enviado a al CONACEM para su revisión y ellos nos enviaron varias sugerencias de modificación, mismas que se aprobaron por unanimidad el 26 de Mayo de 2007 en la ciudad de Aguascalientes quedando aprobado el documento definitivo.

El 28 de Junio de 2007 en la sede de la Academia Nacional de Medicina en reunión solemne y con la presencia de los Presidentes de la Academia Nacional de Medicina y de la Academia Mexicana de Cirugía, el Cuerpo de Gobierno del CONACEM , fueron entregados los Reconocimientos de Idoneidad a los Presidentes de los Consejos que cumplieron con el estatuto del CONACEM, este Consejo Mexicano de Patología Clínica por haber cumplido con el compromiso establecido recibió dicho reconocimiento.

El 1 de septiembre de 2011, el Presidente de la República publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Salud:

Artículo 81.- La emisión de los diplomas de especialidades médicas corresponde a las instituciones de educación superior y de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes. Para la realización de los procedimientos médicos quirúrgicos de especialidad se requiere que el especialista haya sido entrenado para la realización de los mismos en instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes.

El Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas tendrá la naturaleza de organismo auxiliar de la Administración Pública Federal a efecto de supervisar el entrenamiento, habilidades, destrezas y calificación de la pericia que se requiere para la certificación y recertificación de la misma en las diferentes especialidades de la medicina reconocidas por el Comité y en las instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes. Los Consejos de Especialidades Médicas que tengan la declaratoria de idoneidad y que estén reconocidos por el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas, constituido por la Academia Nacional de Medicina de México, la Academia Mexicana de Cirugía y los Consejos de Especialidad miembros, están facultados para expedir certificados de su respectiva especialidad médica. Para la expedición de la cédula de médico especialista las autoridades educativas competentes solicitarán la opinión del Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas.

Artículo 83.- Quienes ejerzan las actividades profesionales, técnicas y auxiliares y las especialidades médicas, deberán poner a la vista del público un anuncio que indique la institución que les expidió el Título, Diploma, número de su correspondiente cédula profesional y, en su caso, el Certificado de Especialidad vigente. Iguales menciones deberán consignarse en los documentos y papelería que utilicen en el ejercicio de tales actividades y en la publicidad que realicen al respecto.

Lo anterior significa el reconocimiento por parte del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, (Poder Legislativo que incluye las Cámaras de Diputados y Senadores) y del Poder Ejecutivo depositado en el Presidente de la República, de la trascendente e importante tarea que realizan, el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas y los Consejos de Especialidad miembros de este comité y la obligación legal que tienen los médicos especialistas de certificarse y mantener la vigencia de su certificación

Los diplomas de Certificación y Recertificación son expedidos por el CONACEM y el COMPAC, los cuales han sido unificados para todas las especialidades y tiene incorporados varios elementos de seguridad.

La Certificación y la Recertificación periódica es una forma de proteger a los pacientes quienes son objeto y sujeto de la atención médica, ayudándoles a distinguir a los especialistas mejor preparados.